Consejos para irte de viaje y disfrutar de un buen café

Conocer personas y nuevos lugares. Respirar aire fresco, disfrutar de la naturaleza. Viajar te renueva las energías. Y siempre está la típica parada para tomar un cafecito. 

Aunque para nosotros, los amantes del mundo del café de especialidad, puede llegar a ser una experiencia no tan placentera. Lo cierto es que cuando te acostumbrás a un tipo de café, te gustaría llevarlo a todos lados. 

¡Y podés hacerlo! Te damos algunos tips para que puedas disfrutar de tu café preferido mientras escapas de la rutina.

1) ¿Qué cafetera podés llevar en tu viaje?

Aunque vayas de viaje en avión o en auto, te conviene siempre una cafetera que no ocupe mucho espacio y sea liviana.

Hay algunas que están hechas específicamente para llevar a todos lados, por ejemplo las Cafflano. 

  • Cafflano Klassic: Esta cafetera es un todo en 1. ¡Es cafetera, molino, pava de vertido y taza al mismo tiempo!
  • Cafflano Kompact: Su mejor cualidad es su tamaño. Entra en una mano y es súper liviana, perfecta para llevar en el bolso de mano.
  • Cafflano Kompresso: Es muy fácil de usar y te produce un espresso en menos de diez segundos.
  • Cafflano Go brew: tiene forma de botella, viene con sus filtros especiales para que puedas preparar una taza limpia y súper aromática.

También podés llevarte una Aeropress, la inspiración de todas las cafeteras portátiles. Produce una taza riquísima y mide sólo 29 cm.

2) ¿Café molido o en grano?

Es la pregunta del millón. ¡Llevá el que vos quieras! Pero lo mejor es llevar café en grano. Lo mejor al momento de moler es cuando salen todos los aromas. Para eso, vas a necesitar un molino. Te recomendamos el Smart G de la marca Hario, porque es uno de los más pequeños y está pensado para llevarlo a todos lados.

3) ¿Cómo guardar el café?

Y por último, pero no menos importante, sin importar que sea café molido o en grano, es que guardes el café de forma correcta. El cambio de aire y temperatura puede cambiar el sabor de tu café y hacer que pierda sus compuestos esenciales.

La clave es utilizar un recipiente hermético. Te recomendamos que lo lleves directamente en la bolsita de Ruffo Café, que está hecha especialmente para conservar el café de la mejor manera, evitando el ingreso de oxígeno, luz y humedad.

¡Y listo! Seguí estos consejos y vas a poder disfrutar del mejor café de especialidad, sin importar dónde estés.