Tipos de molienda de café: ¿Cómo influyen en el sabor de mi taza?

En el camino a crear una taza de café perfecta, con sabores balanceados, entre dulces y amargos, la molienda importa. Y mucho. Tiene un efecto directo en el resultado. Por eso, muchos de ustedes siempre nos preguntan: “¿Qué tamaño de molienda debo usar?”

Estos son los principales tamaños de molienda:

 

Molienda Fina
Molienda Fina: Su textura es muy similar a la sal de mesa.
Molienda Media: Parecida al azúcar o la arena, se escapa entre los dedos.
Molienda Gruesa: Vas a poner notar los pedacitos de café en tu mano, como si fueran migajas de pan.

Para cada cafetera, hay una molienda ideal

¡Nunca te olvides de esta regla general!

“Cuanto más dure el tiempo de extracción del café, es decir, el período de contacto entre el agua y el café, más gruesa debe ser la molienda”

Entonces, el método de preparación es clave. Las cafeteras que utilizan cápsulas preparan el café en pocos segundos, por esa razón necesitan una molienda fina para lograr un buen café.

Si hacés en tu café en una Moka Italiana, tu tiempo de preparación es de aproximadamente dos minutos, así que necesitás una molienda entre fina y media.

Si usás una cafetera de filtro, como la Chemex, V60, o un método que combina presión e inmersión, como la AeroPress, te recomendamos una molienda media, así vas a poder concentrar todos los sabores en la taza.

Y para esas cafeteras que tienen un método de preparación largo, como la Prensa Francesa, necesitás una molienda gruesa.

Consejos extra:

Si querés preparar tu propia molienda en casa, ¡usá un molino de muelas cónicas!, es el mejor porque no rompe los granos de café, logrando un buen resultado: una molienda uniforme.

Y si no es uniforme, ¿qué pasa? Si las partículas de café son de diferentes tamaños, se van a extraer a distintas velocidades y tu taza no va a estar balanceada. Por eso siempre recomendamos el molino Hario, ¡está entre nuestros preferidos de primera línea! Encontralo acá.

¿Y si me equivoco por accidente en el tamaño? Tranqui, eso puede pasar. Volvé a intentarlo. Cuántas más veces practiques, ¡mejor! Con el tiempo incluso vas a poder experimentar y lograr tu propia receta personalizada de café, como hacen los baristas profesionales. Es como dijo Todd Goldsworthy, uno de los baristas más reconocidos de EE.UU en una entrevista:

“Encontrar la configuración correcta de molienda simplemente se trata de probar, probar, documentar lo que hiciste y cambiar una variable a la vez, hasta que obtengas una taza deliciosa”.

Y si todavía no te animás a moler tu propio café, recordá que en Ruffo Café te damos la opción de elegir la molienda según tu tipo de cafetera, ¡y lo hacemos por vos!