V60 vs. Chemex: ¿Cúal es la mejor para mí?

Posiblemente ya tengas tu favorita. Pero si sos de esas personas que les gusta aprender para después experimentar con varias, ¡esta nota es para vos! Queremos hablarte de un tema súper importante: la diferencia entre una V60 y una Chemex.

En primer lugar, queremos aclarar que esta no es una competencia. ¡Al contrario! En el mundo del café de especialidad no hay mejores ni peores, sino diversidad. Una creencia aplicable a los granos de café, y también a las cafeteras.

Primero repasemos lo que tienen en común:

Ambas son cafeteras por goteo. Por lo tanto, utilizan la técnica de vertido, que consiste en derramar agua caliente sobre la molienda de café, que se encuentra arriba de un filtro.

A partir de ahí, podemos empezar a describir sus múltiples diferencias.

Los filtros: un factor clave en el cuerpo del café

El grosor de los filtros cambia toda la ecuación y el resultado final. ¿Por qué? Ahí es donde se retienen los sedimentos del café durante el proceso de vertido. El filtro es el recipiente donde se coloca la molienda, por lo tanto, su grosor afecta la cantidad de extracción, y eso determina gran parte de la transparencia y los sabores de la taza.

Ambas cafeteras utilizan por defecto filtros de papel, sin embargo, los filtros de la Chemex tienen la particularidad de ser un 30% más gruesos que uno promedio. Por eso, la taza de café producida por la Chemex tiene un sabor más suave y un color ligeramente más claro.

En cambio, la V60 se utiliza con filtros más finos, lo que produce como resultado final un café más concentrado: permite percibir una mayor variedad de sabores en la taza. Por eso es una cafetera que nos encanta, ¡permite disfrutar incluso de las notas más sutiles del café!

El tamaño de la molienda

La molienda lo cambia todo. La V60, al usar filtros delgados, necesita una molienda media-fina. Si usás una más gruesa es probable que pierdas todos los sabores en el proceso de vertido. 

En cambio, la Chemex, al usar un filtro grueso, necesita una molienda media, para facilitar el proceso de extracción. 

La forma

Mientras que la V60 tiene forma cónica, la Chemex se parece a un reloj de arena.  En cambio, la mayor parte de la V60 es un embudo con un ángulo perfecto de 60 grados. Además, todas las V60 producidas después de 2004 tienen un diseño de “costillas” en el embudo que facilita la limpieza.

En cambio, el embudo en la Chemex se encuentra en la mitad superior, mientras que la parte inferior es el servidor de café. Su forma la hace súper práctica, porque no tenés que comprar ningún accesorio para poder usarla, solamente los filtros.

¿Y los tamaños?

Si sos de los que sirve café en juntadas con amistades, te conviene usar la Chemex, ya que viene para preparar 3,6 y 12 tazas en pocos minutos.

Por su parte, la V60 permite hacer hasta 4 tazas.

Con toda esta data…¿Cuál preferís? Podés encontrarlas en la sección cafeteras de nuestra web, hacé click acá.

Descubrí más productos